PLAN DE PRECIOS

Como cada asunto, nos tomamos en serio la claridad de nuestros honorarios.
Cada asunto, cada expediente, realizamos el correspondiente presupuesto tomando en cuenta:
1. Los deseos del propio cliente, es decir, la finalidad del procedimiento.
2. La complejidad del asunto en cuestión.
3. Las correspondientes actuaciones judiciales.
Tomando los tres puntos anteriores, se determina nuestro sistema económico, pudiendo fijarse o bien una cuantía fija o bien una cuantía calculada en base al éxito de la operación.