top of page

Defensa frente a la Ocupación de viviendas. La vía Civil

En una publicación anterior, se fijaron las herramientas que se disponen legalmente para poder recuperar un inmueble frente a una ocupación desde el punto de vista penal.


En el presente artículo me voy a centrar, en las vías civiles para la recuperación de la citada vivienda, teniendo en cuenta que se necesitará un abogado y un procurador para esta vía.


Recientemente, una sentencia de la Audiencia Provincial de Barcelona (ECLI ES:APB:2020:3349) resumía las actuaciones que podemos acudir ante una ocupación ilegal de viviendas:


a) A la vía penal que tratamos en el artículo anterior.

b) Al desahucio por precario (art. 250.1.2º LEC).

c) A los interdictos posesorios (art. 250.1.4º LEC).

d) Acciones ejercitadas por titulares reales inscritos (art. 250.1.7º LEC)

e) El juicio ordinario reclamando la posesión.


Siendo que la opción a) ya ha sido tratada, ¿cuándo deberíamos acudir a las opciones b a e?


La respuesta a esta pregunta dependerá de determinadas circunstancias.


El desahucio por precario (art. 250.1.2º LEC)


Si hay un procedimiento que ha marcado y lo sigue haciendo en los procedimientos de defensa de la propiedad frente a la okupación es el denominado precario.


Entendemos por juicio por precario aquél cuya finalidad es la recuperación de la plena posesión de una finca rústica o urbana, que se encuentre cedida en precario, por el dueño, usufructuario u otra persona con derecho a poseer dicha finca.


Debemos entender de que una finca se encuentra cedida en precario cuando quien la disfruta la posee sin tener ningún tipo de título para ello y lo hace con la tolerancia o inadvertencia de quien sí lo tiene. Pero esta definición no la encontramos fijada en nuestra legislación sino que se trata de una construcción jurisprudencial realizada a partir del artículo 1750 del Código Civil.


En este sentido, la Sala Primera del Tribunal Supremo ha determinado un concepto amplio de precario, de forma que se incluyen todos los supuestos en los que el titular de un derecho sobre la finca se ve privado de su posesión.


Ahora bien, en relación al precario, me gustaría diferenciar dos aspectos: El primero, cuando podemos entender que una vivienda está cedida en precario; y el segundo que implicaciones tiene este juicio de desahucio por precario.

En cuanto al primero, hay que matizar que, debido a que la legislación no fija ningún tipo de diferenciación, nos encontramos con varias interpretaciones de las Audiencias Provinciales en relación al concepto de cesión en precario, interpretaciones a las que el Tribunal Supremo ya ha matizado en reiteradas ocasiones que no va a puntualizar por cuanto que nos encontramos con un precepto procesal y no de derecho material, así que quedaría excluido de casación.