top of page

La reforma Laboral del Real Decreto Ley 10/2010

Sin perjuicio de toda crítica que merezca esta medida (de lo que me he ocupado en otro de mis blogs), creo necesario plantear un resumen de la medida para todos aquellos profesionales que desean utilizarla. En primer lugar hemos de tener presente que su objetivo es ‘intentar’ relanzar el mercado de trabajo en nuestro país y, por ello, detallaré los puntos que considero remarcables profesionalmente de esta reforma:

Artículo 1. Contratación temporal.

Reforma que afecta a los contratos temporales. En primer lugar, hemos de recordar que los contratos de obra y servicio, que se caracterizan por ser contratos con autonomía y sustantividad propia dentro de la actividad de la empresa y con duración incierta, esa incertidumbre deja de ser tal al establecerse por ley una duración máxima de tres años ampiables hasta doce meses por negociación colectiva. Esta destrucción de la incertidumbre era un secreto a voces matizado por la jurisprudencia que a priori analizaba caso por caso, lamentablemente ahora, por ley, los contratos de obra y servicio determinado ya no podemos decir que tienen una duración incierta.

Además, hemos de tener presente que a la extinción de los contratos de duración determinada, la indemnización se amplia a los doce días de salario por año de servicio. Los contratos de duración inferior se entenderán celebrados hasta la duración máxima (prórroga tácita) y expirada esa duración máxima, pasarán a ser indefinidos. Importante remarcar los plazos de la disposición transitoria decimotercera para la aplicación de esta indemnización: la actual para contratos celebrados hasta el 31 de diciembre de 2011, 9 días para los que se celebren a partir del 1 de enero de 2012, 10 días para los de a partir del 1 de enero de 2013, 11 días para los de a partir de 1 de enero de 2014 y doce días para los de a partir de 1 de enero de 2015.

Artículo 2. Extinción del contrato de trabajo.

Se ha intentado definir las causas objetivas, pero nos deberemos conformar con que las causas económicas concurren cuando de los resultados de la empresa se desprenda una situación económica negativa, teniendo que acreditar la empresa los resultados alegados y justificar que de los mismos se deduce mínimamente la razonabilidad de la decisión extintiva (dice lo mismo que antes pero con otras palabras). Por causas técnicas se entienden los cambios en el ámbito de los medios o instrumentos de producción; por causas organizativas, los cambios en el ámbito de los sistemas y métodos de trabajo del personal; y las causas productivas, los cambios en la demanda de los productos o servicios que la empresa pretende colocar en el mercado. Todos ellos definiciones muy parcas que poco o nada ayudan a los profesionales del derecho laboral.

En casos de despidos colectivos, se compromete la administración a dictar resolución en el plazo de quince días naturales a partir de la comunicación a la autoridad laboral de la conclusión del periodo de consultas, empleándose el silencio administrativo positivo a efectos de su reconocimiento.

En casos de despidos individuales, el plazo de preaviso al trabajador por despido objetivo se reduce de los treinta días a los quince.

Importante determinación el hecho de la nulidad de los despidos, según las reformas en el Estatuto de los Trabajadores y en la Ley de Procedimiento Laboral, por lo que deberemos hacer un borrón y cuenta nueva con las mismas causas de nulidad (nuevo redactado en el 53.2 ET y 122.2 LPL. Importante reforma supone también el hecho de que el no cumplimiento de los requisitos del artículo 53.1 ET será calificado como improcedente, en vez de nulo como sucedía anteriormente.

Artículo 3. Contrato de fomento de la contratación indefinida.

Modificación de los colectivos de los trabajadores a los que se aplica lo dispuesto en la Disposición Adicional Primera de la Ley 12/2001, mediante el cual se permite a la empresa que, en caso de despidos objetivos calificados como improcedentes, en vez de abonar la indemnización máxima de 45 días, se abone como indemnización la cuantía correspondiente a 33 días de salario por año de trabajo.

Se aplicarán las mismas características para las transformaciones de contratos temporales celebrados con anterioridad al 18 de junio de 2010 y siempre que se realice con anterioridad al 31 de diciembre de 2010. Para los contratos temporales suscritos con posterioridad al 18 de junio de 2010, se aplicará lo dispuesto en esa disposición adicional cuando se transformen antes del 31 de diciembre de 2011 y cuando el contrato temporal haya tenido una duración que no exceda de seis meses (no se aplica ese tope para los contratos formativos).

No se podrán aplicar esa disposición adicional, las empresas que en los seis meses anteriores a la celebración del contrato, hubieran extinguido contrato de trabajo por despido reconocido o declarado improcedente o por despido colectivo, aplicándose únicamente esta limitación a la cobertura de aquellos puestos de trabajo de la misma categoría o grupo profesional que los afectados por la extinción o despido y para el mismo centro o centros de trabajo (no será de aplicación para los extinguidos con anterioridad al 18 de junio de 2010).

Artículo 4. Movilidad geográfica.

Modificación del artículo 40.2 del ET en materia de movilidad geográfica, detallándose con mayor amplitud una supuesta flexibilidad para la tramitación de la movilidad geográfica de los trabajadores. Cabe detallar que los quince días de consultas son improrrogables y el nombramiento especial para casos en los que no existiese representación legal de los trabajadores, pudiendo éstos atribuir su representación a una comisión especial de hasta tres miembros. Asimismo se plantea la posibilidad de sustitución del periodo de consultas con un procedimiento de mediación o arbitraje que sea de aplicable en el ámbito de la empresa que se desarrollará en el plazo máximo comentado.

Artículo 5. Modificaciones sustancial