top of page

Las novedades introducidas por el Real Decreto Ley 28/2018, de 28 de diciembre y relativa a la reval

Como muchos ya sabrán, el pasado sábado en el Boletín Oficial del Estado salió publicado el Real Decreto Ley 28/2018, de 28 de diciembre, y relativo a la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y de empleo.

Este Real Decreto Ley, tal y como se recoge en su exposición de motivos, aborda la revalorización de las pensiones y otras prestaciones públicas para el año 2019. De esta manera, se desmarca de la previsión establecida tanto en la Ley General de la Seguridad Social como en la Ley de Clases Pasivas del Estado y se establece una incremento del 1,6% sobre el importe que habrían tenido en el año 2018. Consecuentemente, tenemos la tabla que tenemos a continuación

Screenshot 2018-12-29 at 13.39.23
Screenshot 2018-12-29 at 13.39.37

Pero además de esta revalorización, se prevé que todos aquellos pensionistas recibirán antes del próximo día 1 de abril de 2019 una suma equivalente a la diferencia entre la pensión que recibieron y a la pensión actualizada, es decir, los atrasos correspondientes.

Pero no únicamente tiene su fundamento en la actualización de las cuantías de pensiones, sino también se reforman determinados aspectos del régimen especial de trabajadores autónomos, con efectos del 1 de enero de 2019 y tendentes a mejorar su propia protección, lo que implicará el incremento de sus propias cuotas.

A pesar del incremento del 22% del salario mínimo interprofesonal, las bases mínimas de cotización de autónomos, únicamente se incrementarán un 1,25%, lo que supondrá un importe de 944,40.- Euros. También se incrementan los límites y topes específicos de los trabajadores autónomos por tener una edad igual o superior a los 47 años. Asimismo, todos aquellos autónomos que coticen un mínimo de 13.822,06.- Euros en régimen de pluriactividad, tendrán derecho a la devolución de hasta el 50% del exceso de esa cuantía.

Pero se establecen otras reformas dentro del propio sistema y que afectará a la suma mensual que los autónomos abonan mensualmente, tales como el retoque de los tipos de cotización y la cobertura obertura obligatoria de las contingencias profesionales que dejarán de ser una simple mejora del propio sistema, es decir, los autónomos deberán cotizar sí o sí a las contigencias profesionales, lo que estarán protegidos ante accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. En ese sentido, tales autónomos deberán efectuar dentro de los primeros tres meses del año 2019, si no lo hubieren realizado ya, la opción de adherirse a una Mutua de Accidentes de Trabajo.

Otro punto importante es la suspensión del controvertido sistema de reducción de las cotizaciones por cotingencias profesionales para aquellas empresas que hayan reducido su siniestralidad laboral, lo que evidencia un posible cambio que se podría aprobar durante el año 2019.

Si bien por el Real Decreto 1462/2018, del pasado 21 de diciembre se aprobaba el mayor incremento existido del salario mínimo interprofesional, en este Real Decreto se establece la excepción a la aplicación de dicho incremento, resultando a todos aquellos convenios colectivos que, estando vigentes, utilicen el salario mínimo interprofesional como referencia para la determinación de la cuantía o el incremento del salario base.